Cuánto dinero en impuestos se ahorra al invertir en fondos en España frente a otras inversiones particulares como acciones

Cuánto dinero en impuestos se ahorra al invertir en fondos en España frente a otras inversiones particulares como acciones

A pesar de la subida fiscal de este año, las rentas de ahorro siguen estando primadas fiscalmente frente a las rentas del trabajo pero, según la fórmula de inversión seleccionada, las ventajas fiscales son unas u otras… No es lo mismo llevar a cabo una cartera de inversión con diferentes instrumentos financieros como son acciones, bonos, ETFs y demás que invertir mediante un fondo de inversión.

De hecho, si un inversor quisiera replicar en su cartera la estrategia de inversión de un fondo de inversión determinado, vería unos resultados muy dispares. Si bien se ahorraría determinadas comisiones que se imputan en el gasto corriente del producto, a escala fiscal, no hay color: El inversor con su cartera debería pagar muchos más impuestos.

Continuar leyendo «Cuánto dinero en impuestos se ahorra al invertir en fondos en España frente a otras inversiones particulares como acciones»

Mirando más allá de los impuestos: el ajuste fiscal español también tiene que implicar al gasto público

Mirando más allá de los impuestos: el ajuste fiscal español también tiene que implicar al gasto público

En mi última entrega en el Blog Salmón esbozábamos un decálogo para tratar de salir de la crisis provocada por el coronavirus sin fracturar los frágiles cimientos en los que se asienta nuestra economía.

Uno de los elementos críticos que destacábamos entonces era el impacto de un gasto público elevado en un contexto de reactivación moderada y menores ingresos tras una caída abrupta de la economía. Tratar de aumentar la presión fiscal de manera generalizada sobre los actores económicos y los ciudadanos para financiar ese gasto podría ahogar nuestra incipiente recuperación. La pregunta que debemos hacernos a estas alturas es, ¿podemos evitarlo?

Continuar leyendo «Mirando más allá de los impuestos: el ajuste fiscal español también tiene que implicar al gasto público»

El incremento del IRPF solo afecta a los 17.000 sueldos más altos de España

La nueva subida del IRPF incluida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) sólo afectará a una pequeña parte de los contribuyentes.

La partida pública de 2021, presentada este martes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente Pablo Iglesias incluirá entre sus medidas un alza de dos puntos en el IRPF “a las rentas de trabajo de más de 300.000 euros anuales”, lo que en esencia se traducirá a los 16.740 sueldos más altos del país. La cifra, de esta forma, supone un 0,08% total de los declarantes en España.

No obstante, a pesar del bajo número de contribuyentes afectados, la retribución que recibirá el Gobierno será de más de 20,6 millones, según las últimas estadísticas publicadas por la Agencia Tributaria.

Por otro lado, los nuevos PGE también contemplan un incremento a las rentas del capital superiores a los 200.000 euros. Con esto sobre la mesa, y sumando los dos aumentos paralelos, las nuevas subidas de los tipos marginales del IRPF afectarían a un máximo de 36.194 contribuyentes, lo que supone un 0,17% de la población. Según ha confirmado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, estos números se tratan en todo caso de estimaciones y el número real de afectados dependerá de las rentas generadas el próximo año.

Las pymes tributan al impuesto de Sociedades casi el triple que las grandes empresas

Además, ninguno de estos cálculos incluye el aumento del IRPF por la supresión de deducciones por aportaciones a fondos de pensiones, la cual será —lo dicho, probablemente— la que mayor impacto tenga tanto en la recaudación general como en el número de afectados.

Ambas subidas son, por otro lado, inferiores a las que planteó el Ejecutivo de coalición tanto antes de la pandemia como durante las negociaciones de la investidura. Entonces, el acuerdo de sobre las cuentas conjuntas que sellaron PSOE y Unidas Podemos antes de la llegada del COVID-19 preveía una subida del IRPF de 2 puntos para las rentas del trabajo superiores a los 130.000 euros yde 4 puntos para las que estuvieran por encima de los 300.000. Finalmente solo se ha cumplido esta última, y la subida se ha rebajado a la mitad.

Asimismo, el acuerdo de coalición que ya aparecía en los acuerdos de la pasada legislatura contemplaba otra subida de 4 puntos para las rentas del capital que estuvieran por encima de los 140.000 euros, lo cual aliviaría el impuesto de sociedades para pequeñas y medianas empresas. Todas estas alzas más marcadas, objeto de debate en las últimas semanas para los dos socios de Gobierno, habrían quedado finalmente descafeinadas como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Tampoco es algo que coja de sorpresa. Tanto Sánchez como la ministra Montero llevan meses dando a entender que la gran reforma fiscal prometida por el Ejecutivo a principios de año quedaría pospuesta hasta terminar con la crisis del coronavirus, que habría trastocado todas las previsiones económicas planteadas en el mes de enero.

Atendiendo a las últimas estimaciones del Gobierno, Montero advirtió a Bruselas que esperaba una caída del PIB del 11,2% y una subida del paro del 17%, una previsión más optimista que la de otros organismos y que va perdiendo consistencia a medida que aumentan los contagios en toda Europa.

Comprar reseñas Google

*Artículo original publicado en Business Insider