Cómo está controlando la DGT los movimientos no justificados en coche

Ahora solo se puede salir a la calle con una causa justificada: para salir a comprar a la farmacia o el supermercado, para ir o volver del trabajo o del médico, para atender a personas dependientes o menores o para que su mascota haga sus necesidades, entre otras causas de fuerza mayor.

Estos mismos supuestos se aplican también en el caso de los vehículos: no se puede coger el coche durante el estado de alarma si no se tiene alguna de las causas justificadas contempladas en el real decreto que lo regula. 

Si bien buena parte de los ciudadanos estamos cumpliendo las recomendaciones de las autoridades y nos hemos sumado al movimiento #YoMeQuedoEnCasa, hay personas que intentan saltarse las restricciones de movilidad para ir a su segunda residencia durante el fin de semana.

Es posible que la DGT te mande esta carta el próximo mes de abril

Por este motivo, la DGT y la Guardia Civil van a reforzar su presencia en las carreteras desde hoy y hasta el próximo domingo. Así lo han anunciado a través de un comunicado, en el que señalan que desplegarán 30.000 controles de tráfico en toda la geografía española. La presencia de las autoridades será especialmente intensa en las vías de salida y entrada de las principales ciudades del país.

“Desde la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo, está limitada la libertad de circulación de las personas y no se puede circular por las vías de uso público, excepto para la realización de las actividades recogidas en el artículo 7 del RD 463/2020”, explica la DGT.

En caso de que te sorprendan circulando con el coche sin causa justificada tendrás que hacer frente a cuantiosas multas por importes que parten de los 601€. Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer es quedarte en casa, y no por miedo a la sanción económica, sino por motivos sanitarios.

*Artículo original publicado en Computerhoy.com

Es posible que la DGT te mande esta carta el próximo mes de abril

Los llaman coches zombies, o lo que es lo mismo, aquellos que ya no existen fisícamente y han desaparecido después de que sus conductores los registrasen como baja temporal. Sin embargo, los dueños de estos vehículos no han abonado, en el probable caso de haberlos desguazado, el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).

La DGT quiere combatir esta situación ilegal: en España más de 400.000 vehículos están registrados en la Dirección General de Tráfico (DGT) como bajas temporales de más de cinco años, según la Asociación Española de Desguazadores y Reciclaje del Automóvil (Aedra).

Si tú has intentado hacer la trampa para no abonar el impuesto o simplemente has dado de baja tu automóvil es más que probable que el próximo mes de abril te llegue la pertinente carta de la DGT explicándote tanto la situación legal como los problemas que puede conllevar el uso indebido del automóvil. La misiva también apuntará que únicamente la baja definitiva garantiza que el próximo año no se genere el recibo del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica.

6 sitios en los que la DGT pone los radares

Los datos de Aedra apuntan a un crecimiento exponencial de las bajas temporales en España. Las consecuencias afectan de forma negativa a muchos sectores: desde a la industria de los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) a los particulares y empresas ilegales que compran piezas y componentes sin el control de calidad necesario ni el tratamiento medioambiental correcto.

Por ello, la DGT quiere cerciorarse de que las bajas transitorias lo sean realmente, en lugar de que se abuse de esta fórmula, informando a los posibles infractores que se sirvan de ella de una forma fraudulenta.

Dicho de otro modo, si tenías pensado -ya sea con fines espuréos o totalmente justificados- dar de baja tu vehiculo en esta primavera, a partir de abril recibirás la carta de la DGT en ti domicilio tras la solicitud. 

Fuente | Cadena Ser

Los mejores (y peores) lugares del coche para pegar la etiqueta de la DGT

Lo cierto es que no hay una normativa concreta que lo indique, aunque desde la Dirección General de Tráfico recomiendan que sea un lugar de fácil lectura y que, además, no afecte de manera negativa a la visibilidad de quien se encuentra al volante.

Multas para los coches que no lleven la etiqueta de la DGT: dónde, cómo y cuánto

Esto hace que el lugar predilecto para colocarla sea la esquina inferior derecha del parabrisas por que cumple con los dos aspectos: tanto los agentes de circulación como las cámaras (véase Madrid Central, ahora conocido como Madrid 360, etc.) pueden verla de manera sencilla, y en esa posición es donde menos limita la visibilidad de quien está al volante.

Cómo no colocar la etiqueta de la DGT

Lo cierto es que, si atendemos a lo que hemos dicho más arriba, poner la pegatina de la DGT es un proceso sencillo hasta decir basta, con apenas un par de recomendaciones de seguir y que, además, si pensamos solo un poco ya es algo que cae por su propio peso.

Pues bien, eso no significa que todo el mundo lo coja a la primera y es que, como nos ha ocurrido a vosotros, probablemente os hayáis cruzado con vehículos que tienen la pegatina puesta en posiciones de lo más peculiares que incluso podrían implicar una multa para los conductores de esos coches.

Aquí tenéis una lista de maneras en las que no conviene utilizarlas:

  • En la parte superior derecha del parabrisas: sencillamente porque ese es el lugar que está reservado para la pegatina de la ITV, aunque sea otra norma que muchos también se saltan a la torera
  • En el centro del parabrisas: también se han visto casos en los que la pegatina está colocada detrás del retrovisor central, lo que puede acarrear una multa porque afecta negativamente a la visibilidad del conductor
  • En la luneta trasera: teóricamente cumple con que sea en un lugar visible y, si se lleva en un margen, tampoco afecta a la visibilidad, pero no es muy recomendable porque las cámaras de vigilancia no la leerán y es posible que los agentes tampoco se molesten en mirar si está detrás.
  • Pegada por fuera: dado que la pegatina lleva el adhesivo en la parte de color, que es la que tiene que estar visible, si se pega por fuera (hemos visto casos), lo que se muestra es la parte blanca. Además, en esta posición es susceptible de ser arrancada por cualquiera que pase o de romperse debido a las inclemencias climatológicas.

*Artículo original publicado por Álex Morán en Computerhoy.com