«Ya os contaré… cuando de verdad pueda usarlo». Así intentó Bill Gates instalar Windows Movie Maker en su PC (y no hubo manera)

«Me decepciona bastante comprobar cómo ha ido reduciéndose la usabilidad de Windows«. Así comenzaba Bill Gates un e-mail enviado el 15 de enero de 2003 a Jim Allchin, vicepresidente de la División de Plataformas de Microsoft, y con copia a varios directivos más de la compañía.

Gates no hablaba en abstracto ni de oídas, sino por una experiencia reciente y de primera mano:

«Permitidme que os cuente mi experiencia de ayer»…

Las aventuras y desventuras de Gates

«Decidí descargar Moviemaker y comprar el paquete Digital Plus, así que fui a Microsoft.com. Tienen un espacio de descargas, así que allí me fui».

Gates prosigue su e-mail contando cómo las cinco primeras veces que intentó acceder a la web para descargar la famosa (y abandonada) aplicación de edición básica de vídeo «se agotó el tiempo mientras trataba de abrir la página de descarga». A la sexta (y tras ocho segundos extra de espera) fue la vencida y logró acceder a la web.

Pero se dio cuenta de que «este sitio web es tan lento que es inutilizable». Y. tras descubrir. que lo que buscaba no estaba entre las primeras cinco descargas, tuvo que consultar las otras 45.

«Estos 45 nombres son totalmente confusos. Logran que cosas como ‘C:Documents and SettingsbillgMy DocumentsMy images’ parezcan inteligibles. Y encima no están filtrados según el sistema [operativo] en que me encuentro».

Los jóvenes no comprenden cómo funciona el sistema de archivos: "¿Carpetas? ¿Unidades? ¿De qué me estás hablando?"

En Genbeta

Los jóvenes no comprenden cómo funciona el sistema de archivos: «¿Carpetas? ¿Unidades? ¿De qué me estás hablando?»

Gates sigue relatando sus desventuras al resto de los directivos de Microsoft, destacando que ni siquiera le resultó útil intentar acotar los resultados por categoría (‘Medios’) o por término:

«Escribí moviemaker. Nada. Escribí movie maker. Nada».

«Así que me di por vencido», prosigue explicando Gates, quien optó por enviar un correo electrónico a Amir Majidimehr, responsable de la División de Medios Digitales de la compañía.

«Le dije ‘¿dónde está esta descarga de Moviemaker? ¿Existe?’. Entonces me contestaron que usar la página de descarga para descargar algo no era algo que hubieran visto venir.

«Me dijeron que fuera al botón de búsqueda de la página principal y escribiera ‘movie maker’ (¡no ‘moviemaker’!)».

Sí, Gates parecía estar convencido de que el nombre correcto del programa que nos ocupa era ‘Moviemaker’, todo junto. Y se equivocaba.

Eso hizo Gates. Y volvió a experimentar la lentitud de su web. Y justo cuando pensaba que estaba a punto de ver el botón de descarga…

«[Me encontré con algo que es] como un rompecabezas que tienes que resolver. Me dijo que fuera a Windows Update y hiciera un montón de conjuros».

«Esto me pareció completamente extraño. ¿Por qué debería tener que ir a otro lugar y hacer un escaneo para descargar Moviemaker?».

¿No resulta satisfactorio descubrir, dos décadas después, que el jefe de Microsoft se hacía exactamente las mismas preguntas que sus usuarios?

"¿Has probado a reiniciar?": la solución mágica de los informáticos no es un mito y hay una explicación técnica

En Xataka

«¿Has probado a reiniciar?»: la solución mágica de los informáticos no es un mito y hay una explicación técnica

«¿Qué crees que hago todo el día? Enviar correos electrónicos como este»

Resumiendo: Gates hizo caso y se fue a Windows Update: «Windows Update decide que necesito descargar un montón de drivers. No una vez, sino varias veces. […] Luego hice el escaneo. Esto tomó bastante tiempo y me dijeron que era crítico que descargara 17 megabytes de cosas […] etiquetadas de la manera más ESPANTOSA posible».

«Así que lo descargué. Esa parte fue rápida. Luego quise llevar a cabo una instalación. Esto supuso 6 minutos y la máquina estaba tan lenta que no pude usarla para nada más durante este tiempo. ¿Qué demonios pasa en el PC durante esos 6 minutos? Eso es una locura».

Esperad, que con lo que viene ahora vais a aplaudir:

«Luego me dijo que reiniciara mi máquina. ¿Por qué debería hacerlo? Reinicio todas las noches, ¿por qué debería reiniciar en ese momento? Así que lo reinicié sólo porque insistía en que lo hiciera».

¿Veis? Lo que yo decía.

«Así que volví a Microsoft.com y miré las instrucciones. Tengo que hacer clic en una carpeta llamada WindowsXP. ¿Por qué tengo que hacer eso? Windows Update sabe que tengo Windows XP. Aparecen un montón de cosas confusas, pero una de ellas es Moviemaker. Así que hago la descarga. La descarga es rápida, pero la instalación tarda muchos minutos. Es increíble lo lento que es».

En ese momento, una ventana le avisa de que tiene que descargar también Windows Media Series 9. «Lo hago. Las instrucciones no me indican qué hacer. No tengo ni idea de qué hacer». Finalmente, logra descargarlo e instalarlo:

«Así que ahora creo que voy a tener Moviemaker. Voy a mi lugar de agregar/quitar programas para asegurarme de que está ahí. No está».

«¿Qué hay? La siguiente lista de basura: Microsoft Autoupdate Exclusive test package, Microsoft Autoupdate Reboot test package, Microsoft Autoupdate testpackage1, Microsoft AUtoupdate testpackage2, Microsoft Autoupdate Test package3».

Bill Gates era el hombre más rico del mundo en 1996, pero "literalmente" no dormía bien… por culpa de Java

En Genbeta

Bill Gates era el hombre más rico del mundo en 1996, pero «literalmente» no dormía bien… por culpa de Java

Bueno, esa lista en concreto nunca me apareció a mí cuando usaba Windows XP, así que no sé si ahí está hablando retóricamente o no. No descartaría nada. Pero, atentos, que esto no ha terminado:

«¿Alguien decidió tirar a la basura la única parte de Windows que era utilizable? El sistema de archivos ya no es utilizable. El registro no es utilizable. Esta lista de programas era un lugar sano, pero ahora está todo cagado. Pero eso es sólo el principio de la mierda. En la lista hay cosas como ‘Windows XP Hotfix ver Q329048 para más información’. ¿Qué es ‘Q329048’? […] Menudo lío. Y Moviemaker sigue sin aparecer en ningún lado. Así que renuncio a Moviemaker y decido descargar el paquete Digital Plus».

Es entonces cuando aparece un formulario para que introduzca «un montón de información personal». Lo introduce todo, la web decide que ha escrito algo mal y le anima a volver a intentarlo. «Por supuesto, ha borrado la mayor parte de lo que he escrito». Y así cinco veces.

«Así que después de más de una hora de locura y de hacer mi lista de programas basura y de estar asustado y de ver que Microsoft.com es un sitio web terrible… no he ejecutado Moviemaker y no tengo el paquete Plus».

«La falta de atención a la usabilidad que representan estas experiencias me deja alucinado. Creía que habíamos tocado fondo con los Lugares de Red de Windows o los mensajes que recibo cuando intento usar 802.11 (¿no os encanta ese mensaje del certificado raíz?)».

«Cuando lo utilice de verdad, estoy seguro de que tendré más opiniones al respecto».

Cinco años después, cuando este e-mail había salido ya a la luz, Gates declaró en una entrevista «¿Qué crees que hago todo el día? Enviar correos electrónicos como ese, ese es mi trabajo. De eso se trata. Estamos aquí para mejorar las cosas».

Imagen | Creada por Marcos Merino mediante IA (Mage.space)

En Genbeta | En 1999, Bill Gates vio el futuro de Internet, pero no de la informática ni de la inteligencia artificial


La noticia

«Ya os contaré… cuando de verdad pueda usarlo». Así intentó Bill Gates instalar Windows Movie Maker en su PC (y no hubo manera)

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Marcos Merino

.

Ahora, cuando Hacienda embargue tu cuenta bancaria, serás tú quien deba demostrar que el dinero no es embargable

Ahora, cuando Hacienda embargue tu cuenta bancaria, serás tú quien deba demostrar que el dinero no es embargable

La legislación española, tradicionalmente, ha protegido ciertas cantidades de ingresos como inembargables para garantizar un mínimo vital a los ciudadanos. Esto incluye, por ejemplo, el salario mínimo interprofesional (SMI) y las pensiones no contributivas.

Sin embargo, una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha aclarado que sólo las cantidades directamente recibidas como sueldo, salario o pensión durante el mes en curso o el anterior están protegidas. Cualquier saldo acumulado en la cuenta que exceda estos montos, aunque originalmente provenga de dichas fuentes, puede ser susceptible de embargo.

Esta decisión se deriva de un proceso legal en el que una pensionista transfirió 402 euros de una pensión no contributiva a otra cuenta personal, y luego se enfrentó a un embargo de 350 euros por multas de transporte público, a manos de la Agencia Tributaria. El juzgado inicialmente protegió a la pensionista, pero el Tribunal Supremo anuló este fallo, destacando que había otros ingresos en la cuenta que podrían ser embargados.

El salario mínimo no es embargable… pero si ahorras una parte del mismo, sí lo será

La responsabilidad del ciudadano

Pero este cambio de criterio tiene profundas implicaciones tanto para los ciudadanos como para las entidades financieras, pues significa que ahora recae sobre el ciudadano para demostrar que los fondos en sus cuentas no son embargables. Esto marca un cambio significativo respecto a la práctica anterior, donde se asumía que los fondos de naturaleza protegida eran inembargables a menos que se demostrara lo contrario.

El drama del alquiler y el SMI: he buscado piso en Madrid y Barcelona cobrando lo mínimo y no he encontrado ninguno

En Xataka

El drama del alquiler y el SMI: he buscado piso en Madrid y Barcelona cobrando lo mínimo y no he encontrado ninguno

Ahora, por el contrario, se da una inversión de la carga de la prueba: los contribuyentes deberán ser extremadamente cautelosos al gestionar sus finanzas personales pues, en situaciones de embargo, los contribuyentes ahora tendrán que proporcionar pruebas activas de la procedencia de cada euro en sus cuentas para evitar embargos potencialmente indebidos.

En definitiva, el ahorro de dinero proveniente de sueldos o pensiones en una cuenta bancaria ya no ofrece la misma protección que antes.

Las entidades financieras también se verán afectadas, ya que deberán ajustar sus procesos de retención y gestión de embargos. Se espera que las instituciones financieras proporcionen a sus clientes una mejor orientación sobre cómo las nuevas reglas podrían impactar la administración de sus cuentas y la protección de sus fondos.

Imagen | Marcos Merino mediante IA

En Genbeta | El bloqueo de Telegram era tal locura que han tenido que suspenderlo: los expertos valoran el auto y su marcha atrás


La noticia

Ahora, cuando Hacienda embargue tu cuenta bancaria, serás tú quien deba demostrar que el dinero no es embargable

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Marcos Merino

.

Cuando tu empresa te ofrece un plan de pensiones: las claves para saber cuánto te conviene por aportación y sus rentabilidades

Cuando tu empresa te ofrece un plan de pensiones: las claves para saber cuánto te conviene por aportación y sus rentabilidades

En 2021 hemos visto un contundente cambio en los beneficios fiscales a largo plazo de los vehículos de ahorro a largo plazo.

Desde 2015, el importe máximo a desgravar del conjunto de aportaciones anuales máximas en los planes de pensiones era de 8.000 euros anuales o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas (la menor de las dos cuantías). Pero ya en este año en curso, ese límite máximo se reduce a 2.000 euros.

Vemos una reducción en las ventajas fiscales en los planes de pensiones pero el Gobierno está promoviendo los planes de pensiones de empleo (PPE). Sus beneficios fiscales se incrementaron o se amplían, pasando el límite de deducción desde los 8.000 euros a los 10.000. De ahí que hoy, fiscalmnete sean el vehículo de inversión más codiciado para pagar menos impuestos.

¿Por qué el Gobierno considera que ya no es tan importante tener un plan de pensiones privado?

En El Blog Salmón

¿Por qué el Gobierno considera que ya no es tan importante tener un plan de pensiones privado?

¿Nos conviene un PPE?

En primer lugar, debemos entender el funcionamiento de los PPE. En ellos interviene una parte que es la promotora (la empresa), la comisión de control que estarían formadas por los sindicatos para velar por los intereses de los trabajadores y la gestora de pensiones elegida por dicha comisión.

Debido a esta arquitectura, el global de las empresas no promueve este vehículo de ahorro para sus empleados, aunque eso no significa que no puedan participar en uno. Muchas pymes optan por adherirse a un plan de pensiones de empleo de promoción conjunta, con una gestión más simplificada, mayor agilidad y menor coste

Por parte de los empleados, debemos recordar que podrán incorporarse voluntariamente a los PPE todos los trabajadores que mantengan relación laboral con la empresa. Por lo que la empresa puede generar una estrategia de fidelización.

Sin embargo, nace un problema de libertad de elección ya que suscribir este producto vendría condicionada por el hecho ser trabajador de la empresa sino no hay posibilidad de acceso.

Por lo tanto, para ver si este producto nos conviene o no, puede que la cartera del producto no se adapte al perfil de riesgo del trabajador y no sea adecuada para sus intereses y otros planes respondería mejor a sus necesidades, mientras que existe una amplia gama de planes individuales para elegir y que el Gobierno ha recortado sus beneficios fiscales.

Rentabilidades de los PPE

Tal y como podemos observar en la siguiente tabla, los sistemas de empleo han tendido a ofrecer mejor rentabilidades que el conjunto de planes, salvo en el último año.

Screenshot 20210704 213202 Drive

Analizando los datos de Inverco actualizados hasta el primer trimestre del año en curso, encontramos la siguiente evolución de los planes de empleo:

  • A un año: conjunto de planes (15,15%); sistemas de empleo (13%); -2,25 puntos porcentuales.

  • A tres años: conjunto de planes (3,06%); sistemas de empleo (3,38%); 0,32 puntos porcentuales.

  • A cinco años: conjunto de planes (3,12%); sistemas de empleo (3,23%); 0,11 puntos porcentuales.

  • A diez años: conjunto de planes (3,61%); sistemas de empleo (3,95%); 0,34 puntos porcentuales.

  • A quince años: conjunto de planes (2,49%); sistemas de empleo (3,13%); 0,64 puntos porcentuales.

  • A veinte años : conjunto de planes (2,57%); sistemas de empleo (3,25%); -0,68 puntos porcentuales.

Como vemos, no existen rentabilidades espectaculares en estos vehículos de inversión. A largo plazo los planes de empleo tienen un mejor comportamiento que el conjunto de planes de pensiones, lo que puede ser un argumento a favor para que el gobierno los haya incentivado con sus ventanas fiscales.

A pesar de la baja rentabilidad, según un análisis del Banco de España, estas rentabilidades quedarían por debajo del sistema público de pensiones que tiende a ofrecer una TIR alrededor del 2,4%. Es mejor cualquiera de estos productos que aportar al sistema público de pensiones vía cotizaciones sociales.

Screenshot 20210705 014318 Adobe Acrobat


La noticia

Cuando tu empresa te ofrece un plan de pensiones: las claves para saber cuánto te conviene por aportación y sus rentabilidades

fue publicada originalmente en

El Blog Salmón

por
Marc Fortuño

.

Esto es lo que pasa cuando prohibes algo que tiene oferta y demanda

Esto es lo que pasa cuando prohibes algo que tiene oferta y demanda

En la historia tenemos muchos ejemplos de lo que ocurre cuando un Estado prohibe algo que tiene oferta y demanda. Sin embargo el COVID-19 nos ha dado un ejemplo nuevo que es bastante interesante, ya que nos permite obtener nuevos datos que, por supuesto, corroboran lo que ya sabíamos.

Y es que parar las fuerzas de la oferta y la demanda es muy complicado. El Estado, aunque lo pueda parecer en alguna ocasión, no es omnipresente. No es capaz de supervisar todas las transacciones de los seres humanos, siempre hay resquicios.

Continuar leyendo «Esto es lo que pasa cuando prohibes algo que tiene oferta y demanda»