7 peligros de seguir la dieta keto que harán que te lo pienses dos veces

La dieta keto ha ganado fama y adeptos en los últimos tiempos, pero no todo son bondades si revisamos la opinión de los profesionales de la salud y las conclusiones de varios estudios científicos realizados hasta la fecha. Esta alternativa, adoptada por muchas celebrities, suele utilizarse con el propósito de quemar grasas y perder peso rápidamente.

En esta dieta baja en carbohidratos y con alto contenido de grasa, el organismo cambia el suministro de combustible para funcionar principalmente con grasa. Cuando no consumes apenas carbohidratos, el hígado utiliza la grasa para producir ácidos llamados cetonas, liberadas de nuevo en el torrente sanguíneo y usadas como fuente de energía: este estado metabólico se denomina cetosis, responsable de la brusca pérdida de peso. Esta dieta también es saciante.

Para que te hagas una idea, una dieta tradicional tiene más o menos entre 5 y 10 veces más carbohidratos que la keto y la mitad de grasas. Algunos de los síntomas más comunes de la cetosis antes de que el cuerpo se acostumbre a la quema de grasa son un aliento apestoso, olor corporal fuerte, calambres, estreñimiento y cansancio. 

¿Qué es la dieta raw food y cuáles son los peligros de seguirla?

Las personas que adoptan esta dieta solamente consumen entre 15 y 30 gramos diarios de carbohidratos: la alimentación diaria se divide entre 5% de hidratos de carbono, un 25% de proteínas y un 70% de grasas. Se consume bastante marisco, carne y pescado -especialmente el azul-, aceite de oliva y de coco, mantequilla, aguacate, frutos secos y verduras bajas en carbohidratos como espinacas, col kale, pepino o apio.

También abundan los lácteos altos en grasas o las semillas. Y por otro lado se dejan fuera de tu dieta todas las fuentes de carbohidratos como pasta, arroz, pan, quinoa, cereales, tartas, cerveza o trigo, así como frutas grandes, grasas refinadas o lácteos desnatados.

En el apartado positivo algunos estudios sugieren que las dietas keto pueden ayudar a controlar los síntomas de la diabetes tipo 2 y proteger contra el deterioro cognitivo, además de reducir la frecuencia de las convulsiones en personas epilépticas. Pero, ¿cuáles son las contraindicaciones y peligros de la dieta keto? Los repasamos a continuación.

7 riesgos de adoptar la dieta keto

  • Gripe keto: Se produce por la transición que experimenta el cuerpo al comenzar a a quemar grasa para obtener energía en lugar de carbohidratos. A medida que su cuerpo agota sus reservas y cambia al uso de cetonas es posible experimentar síntomas similares a los de la gripe, incluyendo dolores de cabeza, mareos, fatiga, náuseas y estreñimiento, debido en parte a la deshidratación y a los desequilibrios electrolíticos que ocurren cuando el cuerpo se adapta a la cetosis..
  • Peligrosa para tus riñones: Tal y como advierten expertos en la materia, los alimentos animales con alto contenido de grasa, como los huevos, la carne y el queso, puede implicar un mayor riesgo de cálculos renales. La elevada ingesta de estos productos puede hacer que su sangre y orina se vuelvan más ácidas, lo que aumenta la excreción de calcio en la orina. Las personas con enfermedad renal crónica (ERC) deben evitar esta dieta ceto, ya que los riñones debilitados pueden ser incapaces de eliminar la acumulación de ácido en la sangre que resulta de estos alimentos de origen animal.
  • Problemas digestivos y estreñimiento: Las fuentes más ricas de fibra como las frutas altas en carbohidratos, las verduras con almidón, los granos enteros y las legumbres, se eliminan de la dieta porque proporcionan demasiados carbohidratos. Como resultado, la dieta ceto puede provocar molestias digestivas y estreñimiento. Aunque esta dieta sí se emplea para niños con epilepsia, un estudio realizado durante una década encontró que el 65% reportó estreñimiento como un efecto secundario común. 

Desayuno keto

  • Agrava la psoriasis y otros problemas de la piel: Tal y como te explicamos aquí, un reciente estudio llevado a cabo en Salzburgo apunta a que adoptar la popular dieta keto, si es demasiado alta en grasas, podría exacerbar problemas de piel como la psoriasis y otras erupciones cutáneas.
  • Puede acortar la vida: Un estudio global masivo sobre los patrones de alimentación realizado con 447.000 personas en todo el mundo muestra que las dietas restrictivas en carbohidratos como la keto, la paleo, la Atkins, la Dukan o la Whole 30. También desde el Congreso Europeo de Cardiología destacaron que a largo plazo la carencia de hidratos de carbono se relaciona con un mayor riesgo de muerte y enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y cáncer. Otro estudio observacional a largo plazo en más de 130.000 adultos relacionó las dietas bajas en carbohidratos de origen animal con mayores tasas de muerte por enfermedad cardíaca, cáncer y otros problemas crónicos, algo que se invertía cuando estos eran de origen vegetal.
  • Carencias nutricionales: Este tipo de alimentación propicia que sea difícil adquirir nutrientes clave , ya que no se recomienda restringir ningún macronutriente. En esta dieta frutas, granos, enteros y legumbres propician la falta de vitaminas y minerales. Diversas investigaciones sugieren que la dieta cetogénica no proporciona suficiente calcio, vitamina D, magnesio y fósforo. Otro estudio que evaluó la composición de nutrientes de las dietas comunes reveló que los patrones de alimentación muy bajos en carbohidratos como Atkins, similar a la keto, proporcionaron cantidades suficientes para solo 12 de las 27 vitaminas y minerales recomendados.
  • Daña la salud de tus huesos: Varios estudios en animales relacionan la dieta ceto con la disminución de la fuerza ósea, probablemente debido a pérdidas en la densidad mineral ósea, que puede ocurrir a medida que el cuerpo se adapta a la cetosis De hecho, un estudio de 6 meses en 29 niños con epilepsia en la dieta ceto descubrió que el 68% tenía una puntuación de densidad mineral ósea más baja después de seguir la dieta. 

En definitiva, la dieta cetogénica o keto está relacionada con la pérdida de peso y otros beneficios para la salud a corto plazo, pero con el tiempo puede conducir a deficiencias de nutrientes, problemas digestivos, mala salud ósea y menor esperanza de vida. Si vas a apostar por una modalidad de alimentación, deberías saber que la considerada como la dieta más sana del mundo es la mediterránea, acompañada de la dieta DASH.

Fuentes | Health Magazine/Healthline

¿Es la pizza una comida saludable?

La pizza se trata de uno de los platos más famosos del mundo, tanto que incluso un grupo de científicos ahondaba recientemente en la ecuación para lograr su composición perfecta. Aunque no pienses en ella cuando repasas en tu mente ciertos alimentos saludables, no es lo mismo una pizza hecha con harina de frutos secos, espinaca, queso feta y cebolla que una de masa gorda con salchichas, pepperoni y extra de queso.

De hecho, la pizza puede ser perfectamente una opción de comida saludable, sirviendo para completar objetivos nutricionales e incluso pudiendo encajar en una dieta para perder peso. Es importante recalcar que la pizza ofrece una dosis de todos los macronutrientes: la corteza contiene carbohidratos, mientras que el queso proporciona grasa y proteínas.

En este restaurante se sirve la pizza más rica del mundo

Los problemas surgen de dos cosas: demasiada cantidad y los ingredientes que incluya la pizza, así como su calidad, especialmente el exceso de sodio, la carne roja y procesada o las salsas, como la barbacoa.

Aunque estés controlando tu peso o intentando adelgazar puedes comer pizza ocasionalmente. Es importante elegir una de masa delgada para reducir las calorías del exceso de carbohidratos, así como no pasarte con el número de porciones. También puedes servir la pizza con una ensalada o algunos vegetales sin almidón como espárragos, judías verdes, calabacines o espinacas para equilibrar los carbohidratos de la pizza.

Usar menos cantidad de un queso con toda la grasa te mantendrá lleno por más tiempo -y te aportará proteínas-. Son recomendables pizzas que incluyan verduras como pimiento, cebolla e incluso champiñones. En cuanto a la corteza o masa de harina de trigo puedes utilizar otras versiones. ¡Y no te olvides de recalentar adecuadamente las sobras!

Fuente | Eat This, Not That

11 alimentos baratos que duran mucho tiempo sin estropearse

Tanto si tienes un presupuesto ajustado como si no quieres deshacerte constantemente de alimentos caducados y percederos, existen algunos alimentos que deberías guardar siempre en tu despensa. Todos ellos están llenos de nutrientes necesarios para tu organismo, te permitirán reducir tu nivel de desperdicios y tu huella ambiental y maltratarán menos a tu bolsillo al finalizar la semana.

8 alimentos superpoderosos para las neuronas de tu cerebro

Algunos de estos alimentos pueden conservarse años en perfecto estado sin estropearse ni perder propiedades. Además, la mayoría de ellos no ocupan mucho espacio, son básicos para preparar múltiples platos y constituyen una constante en dietas de numerosas culturas y países del mundo.

Legumbres

11 alimentos baratos que duran mucho tiempo sin estropearse

Las alubias, los garbanzos o las lentejas se mantienen en perfecto estado entre un año y medio y dos años. Su baja cantidad de agua evita que los microbios puedan realizar sus funciones vitales y por tanto, garantiza su perfecto estado de conversión.

Arroz

11 alimentos baratos que duran mucho tiempo sin estropearse

Este cereal se trata de uno de los alimentos más básicos y versátiles del mercado y además es muy extraño que se estropee. Para preparación ha sido desecado y apenas tiene gua en su composición. Seco y en buen estado de conservación, puede durar entre 18 y 24 meses según la variedad. El arroz integral tiene una vida útil mucho más corta.

Aceitunas

11 alimentos baratos que duran mucho tiempo sin estropearse

Los tratamientos térmicos que se utilizan para la elaboración y el líquido de cobertura evitan la proliferación de microbios, por lo que las aceitunas de bote sin abrir duran hasta tres años en la despensa. Al igual que ellas, otros encurtidos como los pimientos o los pepinillos permanecen mucho tiempo en tu despensa.

Sirope de arce

11 alimentos baratos que duran mucho tiempo sin estropearse

El sirope de arce te permite endulzar tus platos de forma natural. Al igual que sucede con otros alimentos, su poca cantidad de agua impide el desarrollo de microorganismos. Al menos, lo habitual es que dure un año.

Atún (y otras conservas)

11 alimentos que no se estropean

Las conservas enlatadas pueden durar hasta cuatro años en buen estado. En el caso del atún, se cuece primero de modo que las enzimas quedan inactivas, se elimina el oxígeno con el líquido y esteriliza, cerrando el envase herméticamente.

Vinagre

Alimentos larga duración

Otro ingrediente eterno, gracias a su pH bajo. Su vida útil es prácticamente infinita.

Miel

11 alimentos casi eternos

Un bote de miel cerrado y que permanezca en un lugar seco entre los 10 y los 15 grados puede durar años en perfecto estado de conservación, gracias a su alta cantidad de azúcar, su mínima cantidad de agua y sus propiedades antibacterianas.

Patatas

11 alimentos baratos que duran mucho tiempo sin estropearse

Muy presentes en la dieta mediterránea, las patatas son un complemento perfecto para numerosas comidas y el ingrediente básico de purés o tortillas. Además de su increíble versatilidad, destaca su módico precio. Correctamente almacenadas, se conservan entre 4 y 6 meses.

Pasta

11 alimentos baratos que duran mucho tiempo sin estropearse

El kilo puede costar cerca de sesenta céntimos, mientras que su vida útil es sumamente larga. Debido a su versatilidad y aporte de hidratos de carbono es práctico contar con ella siempre en la despensa. Los envases de pasta deben guardarse en un lugar fresco y seco, mejor si no recibe luz directa. Por su parte, cabe recordar que la pasta fresca debe ser usada en un corto período de tiempo: solamente puede permanecer algunos días en la nevera, aunque si es casera es conveniente cocinarla el mismo día o en la jornada siguiente.

Harina

11 alimentos baratos que duran mucho tiempo sin estropearse

La harina es muy barata y sirve para preparar toda clase de masas y platos, así como para rebozar carnes y pescados. Adecuadamente almacenada, la mayor parte de tipos de harina son válidos durante 6 u 8 meses. Variantes como la harina de trigo integral y las harinas especiales, como la harina de levadura propia, que posee ingredientes adicionales mezclados, tiene una vida útil más corta, de 4 a 6 meses.

Aceite de Oliva

11 alimentos con larga vida útil

Su vida útil se sitúa entre 18 y 24 meses, siendo recomendable que lo guardes en un lugar oscuro y sin exposición al calor. Es fundamental en la dieta mediterránea para aliñar, preparar toda clase de alimentos e incluso desayunarlo con pan. Si quieres conocer todas sus propiedades, no te pierdas este artículo.

Por qué es malo comer las tostadas quemadas

En caso de que seas una de esas personas que tienen cierto capricho por las tostadas que se han puesto algo negras, sentimos comunicarte que según la investigación de la BBC puede ser algo peligroso.

Para ser más convincentes en los argumentos, te avisamos que comer tostadas quemadas significa ingerir acrilamida, una sustancia que es cancerígena y que se recomienda esquivar.

La acrilamida es una sustancia que la Organización Mundial de la Salud califica como cancerígena y que se crea cuando los azúcares y aminoácidos de alimentos con almidón se exponen a altas temperaturas, normalmente 120º o más. Estos alimentos pueden ser las tostadas, pero también las patatas.

¿La comida quemada provoca cáncer?

Hay que aclarar que la cantidad de esta sustancia que se ingiere mediante las tostadas es mínima. El problema está en que no es saludable y que lo recomendable es evitarla como medida de prevención. Pero tampoco es necesario generar alarma social.

En el Reino Unido realizaron una campaña de concienciación donde se planteaba que una tostada debe tener color dorado, no marrón. El dorado significa que está en su punto y que carece de cualquier sustancia que sea dañina para el cuerpo.

En todo caso, con las tostadas ocurre lo mismo que con la mayoría de alimentos, si se queman dejan de ser saludables. Así que ya sabes, si se te ha quemado la tostada, seguro que no tardas demasiado en preparar otra.