6 secuelas del coronavirus que te impedirán conducir

Médicos y, sobre todo, pacientes advierten de que el coronavirus no afecta solo mientras lo pasas, sino mucho tiempo después. La mayor parte de los estudios hablan de la fatiga como uno de los síntomas que más tardan en desaparecer, pero no el único.

“La infección por coronavirus se expresa con un cuadro clínico de mayor o menor gravedad que altera la calidad de vida y puede afectar a la capacidad de conducir o agravar patologías previamente controladas elevando el riesgo de accidente de tráfico”, advierten los expertos de la Dirección General de Tráfico. “Las principales manifestaciones son fiebre, tos, dolor de garganta, ausencia de gusto, debilidad muscular, SDRA (síndrome de dificultad respiratoria aguda), mareos, malestar, náuseas, diarrea y fallo renal”, recuerdan. Pero las hay más graves: desde accidentes cardiovasculaes, hasta problemas en el nivel de conciencia, pasando por neuralgias, visión borrosa…

También hay que tener en cuenta las repercusiones sociales y económicas que la pandemia puedan producir sobre la aptitud psico-física para conducir. A este respecto, los expertos en salud mental señalan un incremento del estrés, dificultades de concentración, insomnio, incremento del consumo de alcohol, etc…

Seis secuelas de la COVID-19 que pueden ser peligrosas al volante

Para evitar que un posible incremento de la siniestralidad vial se sume a la larga lista de consecuencias negativas que está provocando el coronavirus, desde la DGT advierten de las secuelas que pueden sufrir quienes han padecido la enfermedad y que pueden mermar de forma importante su capacidad de conducir. Son estas:

  • Debilidad, fatiga, dolor muscular y articular. Si notas algunos de estos síntomas debes evitar viajes largos. Si el trayecto es inaplazable, haz varias paradas para mover las piernas y si puedes compartir la tarea de conducir, mucho mejor
  • Insuficiencia respiratoria. La fatiga es según todos los estudios la secuela más nombrada por quienes han padecido COVID-19. Para reducir en la medida de lo posible esa sensación de falta de aire, se aconseja realizar una ventilación adecuada del vehículo, impidiendo que se fume dentro del vehículo y evitando las horas de mayor calor
  • Alteraciones cognitivas (toma de decisiones, proceso de información). Evita conducir hasta recuperar esta capacidad y notes que ha desaparecido esa sensación de confusión
  • Enfermedades cardiovasculares o metabólicas anteriores al COVID-19 pueden sufrir alteraciones y complicaciones con procesos como hipoglucemia en caso de diabetes, mareos o pérdida de conocimiento por arritmias. En todos estos casos es conveniente no conducir hasta estabilizar el proceso
  • Problemas de visión (borrosa, ojo seco…). El oftalmólogo te dirá que evites conducir en horas de iluminación extrema
  • Síntomas neurológicos (mareo, alteración de conciencia, temblores, ataxia…). La recomendación de la DGT si sufres alguno de estos síntomas es no conducir y acudir al médico para destacar trastornos del sistema nervioso.

*Artículo original publicado por Noelia López en Autobild.es

La pandemia no da un respiro a la subida de la vivienda: madrileños, baleares y catalanes no pueden comprar

La pandemia de coronavirus no está frenando el encarecimiento de la vivienda, lo que supone mayores dificultades de acceso a la compra de una casa, aunque no de forma proporcional en todas las comunidades autónomas. La asimetría en la evolución de los precios del mercado de la vivienda y las distintas rentas medias condicionan la accesibilidad a la vivienda, especialmente en las zonas más tensionadas.

De hecho, el precio de los inmuebles ha aumentado un 2,7% respecto a junio de 2019 y un 1,1% en relación a los datos de diciembre, según Sociedad de Tasación, que afirma que su índice de accesibilidad, en el que cruza los datos de renta media y de capacidad de endeudamiento de los particulares para comprar una vivienda estándar, muestra que baleares, madrileños y catalanes no disponen de ingresos medios suficientes para adquirir una casa.

El estudio de Sociedad de Tasación afirma que estas 3 comunidades autónomas se sitúan por debajo de la media nacional de renta necesaria para la compra de una vivienda en el tercer trimestre del año. Así, sus datos sitúan la media estatal en 109 puntos, mientras que Baleares cuenta con menos de la mitad, 51 puntos, la Comunidad de Madrid con 91 y Cataluña con 95, según recoge Cinco Días.

En el caso de Baleares y la Comunidad de Madrid, las cifras de accesibilidad del tercer trimestre de 2020 suponen empeorar sus datos respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que Cataluña ha mejorado su índice en 3 puntos. En el caso del País Vasco, que contaba con 104 puntos en el tercer trimestre de 2019, sus últimas cifras superan la media española en 1 punto.

Así están los precios de alquiler en las ciudades españolas tras el coronavirus

Por otra parte, Extremadura, con 163 puntos, Murcia, con 172 puntos, y La Rioja, que lidera el ránking de Sociedad de Tasación, son las autonomías con mayor accesibilidad a vivienda y las que superan con más holgura la media nacional de capacidad de endeudamiento de los particulares en relación a su renta media para adquirir una vivienda.

Además, el estudio de la compañía de valoración de inmuebles detalla los años de sueldo que habría que destinar íntegramente a la compra de una vivienda en cada comunidad, que muestran el paralelismo entre los ingresos medios y la accesibilidad a vivienda, dado que las comunidades en las que hay que dedicar más años de salario a comprar una casa son las mismas que no superan la media estatal de ingresos medios para ello.

De este modo, Baleares es la comunidad en la que más años de salario íntegro hay que destinar para pagar una casa, con un total de 16 años, casi el doble que la segunda comunidad que más años de sueldo requiere para la compra inmobiliaria, que es Madrid con 8,6 años, seguida de Cataluña con 8,4. Todas ellas superan la media estatal, fijada en 7,4 años de salario anual completo destinado a sufragar una casa.

Por contra, La Rioja es la autonomía que requiere menos años de sueldo para comprar casa, con 4,6, seguida de Murcia con 4,8 años y Asturias, Extremadura y Castilla-La Mancha, empatadas en 5,1 años de salario anual completo destinado a vivienda. Así, la brecha de la proporción entre salario y tiempo de pago de una vivienda entre Baleares y La Rioja es de casi 11,5 años.

Además, Sociedad de Tasación ha incluido también datos de rentabilidad bruta media del alquiler en España, que ha aumentado en el tercer trimestre de 2020 hasta el 8%. Por provincias, Segovia y Cantabria son en las que más ha crecido el beneficio del arrendamiento, seguidas de Madrid, Barcelona y Granada, mientras que Álava y Baleares han visto reducirse el rendimiento del alquiler.

*Artículo original publicado en Business Insider

6 mitos (falsos) sobre la electricidad

En muchas ocasiones se pueden escuchar diferentes teorías sobre las mejores formas de usar los aparatos electrónicos o algunos trucos para minimizar el consumo de electricidad. Pero no todas son ciertas, y dejarnos guiar por las mismas puede terminar repercutiendo en nuestra factura de la luz. He aquí algunos mitos:

1. La electricidad viaja a la velocidad de la luz

Aunque muchos lo creen por asociar la electricidad a los relámpagos, lo cierto es que las ondas electromagnéticas viajan a velocidades equivalentes al 30%-90% de la velocidad de la luz, unos centímetros por segundo menos que ésta.

2. La electricidad estática es diferente de la normal

Lo único que diferencia esos calambres que notamos al bajarnos del coche o por el roce de ciertas prendas de ropa de la energía que fluye por nuestros enchufes es que éstos cuentan con un campo de energía que espera a ser transferido al ser conectado, mientras que la electricidad estática sucede de forma instantánea cuando dos conductores con diferentes cargas se acercan.

3. Lavar los platos a mano consume menos agua y energía que si se usa el lavavajillas

Evidentemente depende de la cantidad de vajilla a limpiar (no es lo mismo lavar las tazas del desayuno que los platos utilizados durante todo el día) pero, por lo general, ahorraremos agua y electricidad si usamos el lavavajillas.

Mitos y realidades del coche eléctrico, ¿merece la pena comprar uno?

4. Dejar encendido un rato el fluorescente es más barato que apagar y volver a encender

Influirá el tiempo que vayamos a tardar en volver a usarlo: si el intervalo es inferior a 20 minutos, normalmente será dejarlo encendido (sobre todo en el caso de los tubos fluorescentes, cuyas vidas se ven recortadas en cada encendido).

5. Los generadores crean electricidad

Popularmente se tiende a creen que los generadores crean electricidad por sí mismos… pero no la crean, sólo la transforman: la energía mecánica se transforma en energía eléctrica, provocando que los electrones de los cables y los circuitos fluyan.

6. Cambiar de proveedor de energía es complejo y costoso

Los cambios de comercializadora son completamente gratuitos y no suponen ninguna dificultad al usuario, ya que es la propia empresa eléctrica la que se encarga de todos los trámites.

Vía | Gana Energía 

7 peligros de seguir la dieta keto que harán que te lo pienses dos veces

La dieta keto ha ganado fama y adeptos en los últimos tiempos, pero no todo son bondades si revisamos la opinión de los profesionales de la salud y las conclusiones de varios estudios científicos realizados hasta la fecha. Esta alternativa, adoptada por muchas celebrities, suele utilizarse con el propósito de quemar grasas y perder peso rápidamente.

En esta dieta baja en carbohidratos y con alto contenido de grasa, el organismo cambia el suministro de combustible para funcionar principalmente con grasa. Cuando no consumes apenas carbohidratos, el hígado utiliza la grasa para producir ácidos llamados cetonas, liberadas de nuevo en el torrente sanguíneo y usadas como fuente de energía: este estado metabólico se denomina cetosis, responsable de la brusca pérdida de peso. Esta dieta también es saciante.

Para que te hagas una idea, una dieta tradicional tiene más o menos entre 5 y 10 veces más carbohidratos que la keto y la mitad de grasas. Algunos de los síntomas más comunes de la cetosis antes de que el cuerpo se acostumbre a la quema de grasa son un aliento apestoso, olor corporal fuerte, calambres, estreñimiento y cansancio. 

¿Qué es la dieta raw food y cuáles son los peligros de seguirla?

Las personas que adoptan esta dieta solamente consumen entre 15 y 30 gramos diarios de carbohidratos: la alimentación diaria se divide entre 5% de hidratos de carbono, un 25% de proteínas y un 70% de grasas. Se consume bastante marisco, carne y pescado -especialmente el azul-, aceite de oliva y de coco, mantequilla, aguacate, frutos secos y verduras bajas en carbohidratos como espinacas, col kale, pepino o apio.

También abundan los lácteos altos en grasas o las semillas. Y por otro lado se dejan fuera de tu dieta todas las fuentes de carbohidratos como pasta, arroz, pan, quinoa, cereales, tartas, cerveza o trigo, así como frutas grandes, grasas refinadas o lácteos desnatados.

En el apartado positivo algunos estudios sugieren que las dietas keto pueden ayudar a controlar los síntomas de la diabetes tipo 2 y proteger contra el deterioro cognitivo, además de reducir la frecuencia de las convulsiones en personas epilépticas. Pero, ¿cuáles son las contraindicaciones y peligros de la dieta keto? Los repasamos a continuación.

7 riesgos de adoptar la dieta keto

  • Gripe keto: Se produce por la transición que experimenta el cuerpo al comenzar a a quemar grasa para obtener energía en lugar de carbohidratos. A medida que su cuerpo agota sus reservas y cambia al uso de cetonas es posible experimentar síntomas similares a los de la gripe, incluyendo dolores de cabeza, mareos, fatiga, náuseas y estreñimiento, debido en parte a la deshidratación y a los desequilibrios electrolíticos que ocurren cuando el cuerpo se adapta a la cetosis..
  • Peligrosa para tus riñones: Tal y como advierten expertos en la materia, los alimentos animales con alto contenido de grasa, como los huevos, la carne y el queso, puede implicar un mayor riesgo de cálculos renales. La elevada ingesta de estos productos puede hacer que su sangre y orina se vuelvan más ácidas, lo que aumenta la excreción de calcio en la orina. Las personas con enfermedad renal crónica (ERC) deben evitar esta dieta ceto, ya que los riñones debilitados pueden ser incapaces de eliminar la acumulación de ácido en la sangre que resulta de estos alimentos de origen animal.
  • Problemas digestivos y estreñimiento: Las fuentes más ricas de fibra como las frutas altas en carbohidratos, las verduras con almidón, los granos enteros y las legumbres, se eliminan de la dieta porque proporcionan demasiados carbohidratos. Como resultado, la dieta ceto puede provocar molestias digestivas y estreñimiento. Aunque esta dieta sí se emplea para niños con epilepsia, un estudio realizado durante una década encontró que el 65% reportó estreñimiento como un efecto secundario común. 

Desayuno keto

  • Agrava la psoriasis y otros problemas de la piel: Tal y como te explicamos aquí, un reciente estudio llevado a cabo en Salzburgo apunta a que adoptar la popular dieta keto, si es demasiado alta en grasas, podría exacerbar problemas de piel como la psoriasis y otras erupciones cutáneas.
  • Puede acortar la vida: Un estudio global masivo sobre los patrones de alimentación realizado con 447.000 personas en todo el mundo muestra que las dietas restrictivas en carbohidratos como la keto, la paleo, la Atkins, la Dukan o la Whole 30. También desde el Congreso Europeo de Cardiología destacaron que a largo plazo la carencia de hidratos de carbono se relaciona con un mayor riesgo de muerte y enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y cáncer. Otro estudio observacional a largo plazo en más de 130.000 adultos relacionó las dietas bajas en carbohidratos de origen animal con mayores tasas de muerte por enfermedad cardíaca, cáncer y otros problemas crónicos, algo que se invertía cuando estos eran de origen vegetal.
  • Carencias nutricionales: Este tipo de alimentación propicia que sea difícil adquirir nutrientes clave , ya que no se recomienda restringir ningún macronutriente. En esta dieta frutas, granos, enteros y legumbres propician la falta de vitaminas y minerales. Diversas investigaciones sugieren que la dieta cetogénica no proporciona suficiente calcio, vitamina D, magnesio y fósforo. Otro estudio que evaluó la composición de nutrientes de las dietas comunes reveló que los patrones de alimentación muy bajos en carbohidratos como Atkins, similar a la keto, proporcionaron cantidades suficientes para solo 12 de las 27 vitaminas y minerales recomendados.
  • Daña la salud de tus huesos: Varios estudios en animales relacionan la dieta ceto con la disminución de la fuerza ósea, probablemente debido a pérdidas en la densidad mineral ósea, que puede ocurrir a medida que el cuerpo se adapta a la cetosis De hecho, un estudio de 6 meses en 29 niños con epilepsia en la dieta ceto descubrió que el 68% tenía una puntuación de densidad mineral ósea más baja después de seguir la dieta. 

En definitiva, la dieta cetogénica o keto está relacionada con la pérdida de peso y otros beneficios para la salud a corto plazo, pero con el tiempo puede conducir a deficiencias de nutrientes, problemas digestivos, mala salud ósea y menor esperanza de vida. Si vas a apostar por una modalidad de alimentación, deberías saber que la considerada como la dieta más sana del mundo es la mediterránea, acompañada de la dieta DASH.

Fuentes | Health Magazine/Healthline

Un estudio plantea que el catarro proporcionaría cierta inmunidad ante la COVID-19

Un estudio dirigido por La Charité – Universitätsmedizin de Berlín y el Instituto Max Planck de Genética Molecular muestra que algunos individuos sanos poseen células inmunes capaces de reconocer el nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2. Esto podría ser el resultado de anteriores infecciones por coronavirus que causan los resfriados comunes.

Aunque las investigaciones más recientes han señalado que los anticuerpos contra el coronavirus desaparecen a los pocos meses de la infección, otros estudios han levantado esperanzas en torno a la inmunidad al descubrir que la defensa del cuerpo va más allá de los anticuerpos y que las células T juegan un importante papel. 

Es en estas células en las que se han fijado los investigadores del nuevo estudio y han descubierto que una de cada tres personas sin exposición previa al SARS-CoV-2 tiene células T capaces de reconocer el virus.  Lo más probable es que el SARS-CoV-2 comparta ciertas similitudes estructurales con los coronavirus que son responsables del resfriado común, concluyen los autores.

No se sabe exactamente qué protección puede ofrecer esta exposición anterior ante el COVID-19 y los investigadores seguirán investigando ese área, pero ya tienen algunas teorías.

Cómo cambiarán de diseño las oficinas del futuro tras la crisis del coronavirus

“En general, es posible que las células T tengan un efecto protector, por ejemplo ayudando al sistema inmunológico a acelerar su producción de anticuerpos contra el nuevo virus”, explica el autor principal, el Dr. Leif Erik Sander, del Departamento Médico de Charité.

“Yo creo que, por supuesto, cuántas más veces haya estado expuesta una persona a un virus parecido, más información tiene de ese virus”, aventuraba ya en mayo Ana Fernández-Sesma, la viróloga española que  dirige un laboratorio en la Escuela de Medicina Icahn en el Hospital Monte Sinaí, en una entrevista con Business Insider España. 

“La infección por otros virus anteriores te puede ayudar a combatir la enfermedad. No creo que protejan contra infección, pero quizá tienes un cuadro más leve“, teorizó.

Sin embargo, el Dr. Leif Erik Sander advierte de que podría tener un efecto negativo: “También es posible que la inmunidad reactiva cruzada pueda conducir a una respuesta inmunológica mal dirigida y a efectos potencialmente negativos en el curso clínico de COVID-19. Sabemos que esto puede ocurrir con la fiebre del dengue, por ejemplo”.

A pesar de todo, su apuesta también es que, en este caso, la presencia de estas células T hace que los síntomas sean más leves. 

*Artículo original publicado por Ana Zarzalejos en Business Insider