Así es eFilm, la plataforma para ver pelis online gratis de forma legal

Las plataformas de contenidos por streaming a la carta han cambiado por completo nuestros hábitos en el ámbito del entretenimiento. Hasta que hicieron su aparición dependíamos de la programación de la televisión (en abierto y de pago) y de los DVDs, pero ahora tenemos acceso a infinidad de películas, series, documentales y programas que podemos ver tanto en el televisor como en el ordenador o dispositivos móviles.

No obstante, todo esto tiene un precio, y aunque de manera aislada la suscripción a un servicio puede ser asequible, la proliferación de plataformas ha hecho que muchos usuarios tengan que elegir las que más les interesan. Además, en muchos casos el contenido que queremos ver no está disponible en el catálogo.

Si no estás suscrito a Netflix, HBO o Amazon Prime Video y ya has agotado los períodos de prueba gratuitos, tienes la posibilidad de ver series y películas gratis en streaming a través de eFlim.

Se trata de una plataforma de préstamo de contenidos audiovisuales que cuenta con un catálogo de más de 20.000 películas, series, cortos y más, donde encontrarás una selección de cine español, europeo, independiente y clásico. Además, próximamente también habrá conciertos y cursos de idiomas.

5 series que no te puedes perder este mes de febrero

Para disfrutar de este catálogo, lo único que tienes que hacer es pedir acceso a eFilm en tu biblioteca por correo electrónico, por teléfono o en el centro. Después tendrás que entrar en la web de eFilm a la que pertenezcas y registrarte.

Una vez hecho esto, el siguiente paso es elegir lo que quieres ver y solicitar el préstamo. Al momento, la biblioteca te permitirá ver el contenido durante 48 horas.

Por el momento, eFilm funciona en siete comunidades autónomas: Asturias, Canarias, Cataluña, Euskadi, Madrid, Murcia y Navarra, y Castilla y León lo incorporará a partir de febrero. En la web oficial puedes encontrar más información.

Cómo optimizar para SEO las URL de tu web, paso a paso

Una URL se trata de las siglas en inglés que corresponden a Uniform Resource Locator (Localizador Uniforme de Recursos). Son la secuencia de caracteres que sigue un estándar y que permite denominar recursos dentro del entorno de Internet para que puedan ser localizados, generando hipervínculos para facilitar la navegación. Cualquier web, entrada, archivo o fotografía está subido a Internet de forma única, evitando contenido duplicado en los motores de búsqueda.

8 tácticas SEO emergentes que deberías vigilar de cerca 

Si quieres tener URLs amigables y optimizadas para SEO debes saber que los elementos con más peso a ojos de los buscadores son el dominio, el subdominio, la subcarpeta y la página. Existen varias pautas que puedes seguir para mejorar tu posición en Google gracias a este elemento.

4 consejos para optimizar una URL para SEO

  • Incorpora la palabra clave: Nunca debes dejar la URL por defecto con números, letras arbitrarias o caracteres especiales, sino editarla y hacerla amigable con los motores de búsqueda, incluyendo la palabra clave completa siempre que sea posible. No copies ni pegues las URL en el blog o las redes, sino que es fundamental añadir un anchor text específico.
  • Guion como separador: Huye de las barras bajas y otros símbolos como el y opta por los guiones para estructurar el contenido de tu URL. Tamboén es recomendable evitar los parámetros cuando sea posible, ya que se incrementa en exceso la longitud y acaba habiendo muchas URLs para el mismo contenido.
  • Lo bueno, si breve…: Es importante que la URL sea lo más corta posible, así como que la palabra clave esté lo más a la izquierda posible. Evita las stop words -palabras de nexo como las preposiciones o las conjunciones- y los caracteres extraños como signos de interrogación o exclamación, las tildes o la letra ñ, así como los espacios. Aboga por letras y números dentro del abecedario inglés.
  • Pocas carpetas: Para que el tiempo de rastreo sea menor -recordemos que la velocidad de carga es esencial para un buen posicionamiento-, opta por que no existan muchas carpetas o niveles. De esta manera, podrás mejorar la indexación y de paso, facilitar la lectura del propio hipervínculo para los internautas. Ten cuidado con las redirecciones -sobre todo si es una cadena larga-.

Los mejores (y peores) lugares del coche para pegar la etiqueta de la DGT

Lo cierto es que no hay una normativa concreta que lo indique, aunque desde la Dirección General de Tráfico recomiendan que sea un lugar de fácil lectura y que, además, no afecte de manera negativa a la visibilidad de quien se encuentra al volante.

Multas para los coches que no lleven la etiqueta de la DGT: dónde, cómo y cuánto

Esto hace que el lugar predilecto para colocarla sea la esquina inferior derecha del parabrisas por que cumple con los dos aspectos: tanto los agentes de circulación como las cámaras (véase Madrid Central, ahora conocido como Madrid 360, etc.) pueden verla de manera sencilla, y en esa posición es donde menos limita la visibilidad de quien está al volante.

Cómo no colocar la etiqueta de la DGT

Lo cierto es que, si atendemos a lo que hemos dicho más arriba, poner la pegatina de la DGT es un proceso sencillo hasta decir basta, con apenas un par de recomendaciones de seguir y que, además, si pensamos solo un poco ya es algo que cae por su propio peso.

Pues bien, eso no significa que todo el mundo lo coja a la primera y es que, como nos ha ocurrido a vosotros, probablemente os hayáis cruzado con vehículos que tienen la pegatina puesta en posiciones de lo más peculiares que incluso podrían implicar una multa para los conductores de esos coches.

Aquí tenéis una lista de maneras en las que no conviene utilizarlas:

  • En la parte superior derecha del parabrisas: sencillamente porque ese es el lugar que está reservado para la pegatina de la ITV, aunque sea otra norma que muchos también se saltan a la torera
  • En el centro del parabrisas: también se han visto casos en los que la pegatina está colocada detrás del retrovisor central, lo que puede acarrear una multa porque afecta negativamente a la visibilidad del conductor
  • En la luneta trasera: teóricamente cumple con que sea en un lugar visible y, si se lleva en un margen, tampoco afecta a la visibilidad, pero no es muy recomendable porque las cámaras de vigilancia no la leerán y es posible que los agentes tampoco se molesten en mirar si está detrás.
  • Pegada por fuera: dado que la pegatina lleva el adhesivo en la parte de color, que es la que tiene que estar visible, si se pega por fuera (hemos visto casos), lo que se muestra es la parte blanca. Además, en esta posición es susceptible de ser arrancada por cualquiera que pase o de romperse debido a las inclemencias climatológicas.

*Artículo original publicado por Álex Morán en Computerhoy.com

Encuentran la fase el sueño que controla mejor la ansiedad

Científicos de la Universidad de Berkeley han querido ahondar en el vínculo desconocido existente entre el sueño y la ansiedad. Su investigación señala una relación causal entre ambas y sugiere que la falta de sueño reduce la actividad en la corteza prefrontal, el área del cerebro responsable de la regulación de nuestras emociones.

Durante más de un siglo, los científicos han observado una correlación entre la interrupción del sueño y los trastornos del estado de ánimo, como la ansiedad y la depresión. Esta nueva investigación aborda cómo el sueño puede modular los niveles de ansiedad de una persona.

Dormir con o sin ropa interior: ¿qué es mejor para tu salud?

A través de medidas experimentales como la polisomnografía y la resonancia magnética funcional, el estudio muestra que solo una noche de privación del sueño ocasionó que el 50% de los sujetos del estudio informaron niveles de ansiedad al día siguiente iguales a los detectados en sujetos con trastornos de ansiedad diagnosticados clínicamente.

Las imágenes de los cerebros de los sujetos cuando se ven vídeos que provocan emociones revelaron que la falta de sueño causa una reducción en la actividad de la corteza prefrontal (PFC). Cuanto más baja es la actividad de PFC, más altos son los niveles de ansiedad que una persona experimenta.

Además, los científicos revelaron cuál es la fase de sueño que parece correlacionarse con una mejor actividad en la corteza prefrontral al día siguiente. Una fase del sueño conocida como sueño de onda lenta NREM (movimiento ocular no rápido) podría estar directamente relacionada con una mejor actividad posterior de PFC y reducciones en la ansiedad.

“Hemos identificado una nueva función del sueño profundo, una que disminuye la ansiedad durante la noche al reorganizar las conexiones en el cerebro”, explica Matthew Walker, autor principal del nuevo estudio, apuntando a que el estado de sueño profundo funciona como un ansiolítico natural actuando inhibidor de la ansiedad, precisando llegar a él todas las noches.

Una encuesta online realizada a más de 280 sujetos reveló pequeños cambios de la noche a la noche en la calidad del sueño directamente correlacionados con los cambios diarios en los niveles de ansiedad. Aunque las personas con trastornos de ansiedad ven su sueño alterado, en raras ocasiones se considera la mejora del sueño como una recomendación clínica para reducir la ansiedad. El estudio realizado por la Universidad de Bekerley no solamente establece una conexión causal entre el sueño y la ansiedad, sino que identifica el tipo de sueño NREM profundo que necesitamos para calmar el cerebro ansioso.

Otra investigación reciente hace hincapié en esta fase particular del sueño profundo, sugiriendo que durante este ciclo específico es el momento en el que el cerebro se deshace de las proteínas tóxicas a menudo asociadas con la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

Por último, Walker destaca que el estilo de vida moderno, caracterizado por patrones de sueño más cortos e interrumpidos, ha producido un incremento en los trastornos de ansiedad, mucho más presentes en las naciones industrializadas modernas que en las sociedades pre-industriales o los países en vías de desarrollo. “El mejor puente entre la desesperación y la esperanza es una buena noche de sueño”, concluye Walker.

La nueva investigación fue publicada en la revista Nature Human Behavior.

Fuente | New Atlas