Descubren que algunos peces abisales pueden absorber el 99,5% de la luz

Un grupo de científicos de la Universidad Smithsonian y Duke descubrieron que algunos peces de las profundidades abisales del océano absorben el 99,5% de toda la luz que los golpea, técnica que les permite ocultarse de forma eficiente, dotándolos prácticamente del aspecto de siluetas. Hasta ahora, la técnica se ha encontrado en 16 especies diferentes, relacionadas de forma distante.

Las especies comparten rasgos: todos estos animales viven a profundidades oceánicas por debajo de los 200 metros, en la oscuridad abisal fuera del alcance de la luz solar. Algunos especímenes se han adaptado a este entorno produciendo su propia luz, llamada bioluminiscencia, que puede usarse para atraer alimentos o parejas, o para iluminar a los depredadores y las presas que se esconden en la oscuridad.

Mientras, otros animales se alían con la penumbra para sobrevivir, absorbiendo casi todos los fotones de luz. El equipo encontró evidencia del mecanismo que funciona para ayudar a los peces tanto para comer como para no ser comidos. El análisis describe una cresta ultra negra que usa su camuflaje para evitar la depredación, y como último recurso, sus escamas desmontables pueden dejarla escapar si la agarran.

El 60% de los peces podrían extinguirse para el año 2100

Entre las especies que engullen la luz que les llega, destaca el dragón negro del Pacífico, una criatura de aspecto temible que combina la piel ultra negra con un señuelo bioluminiscente. De esa manera, su propia luz no se refleja en su piel para ahuyentar a las presas. Incluso su afilada dentadura es transparente y antirreflectante. 

Para investigar exactamente cómo los peces logran absorber la luz de manera tan efectiva, el equipo examinó de cerca los especímenes criados desde las profundidades de las redes de arrastre. Los resultados arrojaron que el secreto reside en la melanina, un pigmento absorbente de luz que también oscurece naturalmente la piel humana.

Estas especies de peces cuentan con elevadísimos niveles de melanina en su piel, organizada de forma particular. Las células pigmentarias están formadas por compartimentos densamente llamados melanosomas, que desperdician muy poca luz gracias a su tamaño, forma y posición. Lo que no absorben, lo desvían a otros melanosomas. Dicho de otro modo, estos inteligentes peces han creado “una trampa de luz delgadísima y ultra eficiente”.

El dragón negro del Pacífico es una criatura de aspecto temible, y una de las especies de peces ultra negros descritas en el estudio

El dragón negro del Pacífico es una criatura de aspecto temible, y una de las especies de peces ultra negros descritas en el estudio

El mismo principio general se aplica a otros materiales ultra negros, tanto naturales como artificiales, pero es en estos peces donde funciona de forma más eficiente. Entre los ejemplos restantes encontramos algunas aves con plumas extremadamente negras, que contrastan con los colores vibrantes para atraer parejas. La superficie de estas plumas está formada por estructuras microscópicas en forma de cepillo de botella, que dispersan la luz entre ellas. En el campo de los materiales sintéticos, donde destacan variedades como el Vantablack, estos pueden dispersar la luz entre los nanotubos de carbono.

Un estudio señala que los peces sienten el dolor de forma parecida a los humanos

El sistema a base de melanina utilizado por los peces es mucho más pequeño y más sencillo a nivel mecánico, el cual podría inspirar el diseño de futuros materiales negros más baratos, duraderos y económicos. “Se trata del único sistema que conocemos que utiliza el pigmento mismo para controlar cualquier luz inicialmente no absorbida”, apunta Karen Osborn, investigadora principal del estudio. La experta señala que en lugar de construir algún tipo de estructura que atrape la luz, se debería intentar que el pigmento absorbente tenga el tamaño y la forma correctos, con el fin de reducir la fragilidad y conseguir la misma absorción potencialmente mucho más barata.

La investigación fue publicada en la revista Current Biology.

Imágenes | Karen Osborn, Smithsonian Institution

Fuente | New Atlas

Por qué nunca deberías fregar los platos durante una tormenta

¡Rayos y retruécanos! Cuando las ventanas relucen por el brillo intermitente de los relámpagos y los truenos hacen temblar el vecindario, no deberías fregar los platos. 

La razón es que si la instalación de las tuberías no es correcta, la electricidad de un rayo puede moverse a través de las tuberías y el agua, ocasionando una peligrosa descarga. 

En un informe de Accuweather,  John Jensenius, especialista en seguridad contra rayos del Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos explica que es importante alejarse “de todas las cosas que conducen electricidad dentro del hogar, incluyendo tanto cables como tuberías”. Mantén el agua cerrada cada vez que escuches un trueno y el menor número posible de electrodomésticos conectados.

5 fenómenos naturales que la ciencia no ha podido explicar

Jensenius también responde a la idea de que las tuberías de plástico hacen que sea seguro usar las tuberías de su hogar durante una tormenta. “El agua también puede conducir la electricidad”. Tocar cualquier electrodoméstico con cable, como la batidora de mano, la tostadora o la licuadora, puede ser inseguro durante una tormenta, una regla que se extiende a otros dispositivos como la tele, el PC o el teléfono fijo. 

La norma es: cualquier cosa que esté conectada a la pared o que también tenga conexiones a las tuberías de su hogar, como el lavavajillas, pueden ser potencialmente peligrosa. No son solo las tuberías de metal las que implican riesgos, sino que los expertos alertan que puesto que las impurezas en el agua del grifo también pueden transportar electricidad, las de plástico también resultan peligrosas.

Debido a que los rayos pueden caer a una distancia de hasta 16 kilómetros distancia, si puedes escuchar los truenos, debes tomar precauciones. Aguarda un ratito hasta que pase el episodio para cocinar, lavar los platos o descolgar el teléfono. Ya sabes, después de la tormenta siempre llega la calma.

Fuente | Reader´s Digest

Bioluminiscencia por primera vez en 60 años en una playa de Acapulco

La bioluminiscencia es el proceso a través del cual los organismos vivos producen luz, un fenómeno mágico con el que la naturaleza nos deleita. A la playa de Puerto Marqués en la localidad mexicana de Acapulco regresó la bioluminiscencia tras más de un mes sin turismo a causa del coronavirus.

Las redes sociales recogieron testimonios de fotos y videos de olas atravesadas por vetas de neón azul en la playa durante la madrugada del martes. Las aguas se tornaron inusualmente brillantes gracias al fitoplacton, algo que no se veía en el lugar desde hace más de seis décadas.

“Las bacterias marinas son los organismos bioluminiscentes más abundantes”, explica el biólogo Enrique Ayala Duval. Estos diminutos microorganismos pueden vivir independientemente o simbióticamente en las superficies, en las cavidades o en los tractos digestivos de otros animales marinos.

5 fenómenos naturales que la ciencia no ha podido explicar

Además, algunos residentes de Acapulco también tuvieron la suerte de ver ballenas en la bahía principal el primer día de cuarentena, un ejemplo más del alivio temporal que supone para la vida salvaje y el medio ambiente la retirada de la actividad humana. Un dato más para repensar el futuro y transitar hacia un modelo económico verde, sosenible y responsable con el planeta.

La ausencia de personas en la playa en Oaxaca también hizo que los cocodrilos se mostrasen visibles en la costa mexicana a principios de este mes. Los reptiles generalmente pasan sus días escondidos en las aguas de la laguna en La Ventanilla, pero fueron vistos vagando por la playa, como indica uno de sus principales diarios, el Mexico News Daily. Las redes sociales celebraron la bioluminiscencia y otros hermosos avistamientos.

Imagen de portada | Twitter

Fuente | Mexico News Daily

Las 7 playas más raras y sorprendentes de España

Aunque todavía no sabemos si debido a la pandemia podremos disfrutar de los largos días de playa en nuestro arenal favorito, hoy queremos homenajear algunas de las playas más peculiares de nuestro país. Darse un chapuzón, comer de bocadillo o leer al sol son algunos de los placeres del verano.

La caja fuerte flexible y portátil para los amantes de la playa

Si quieres descubrir nuevos territorios, sorprenderte con paisajes únicos o bucear en los rincones más bellos de la geografía española, repasamos cuáles son las playas más raras y sorprendentes de España. 

Gulpiyuri (Asturias)

Gulpiyuri

La playa de Gulpiyuri, situada en la costa asturiana, entre Llanes y Ribadesella, es una de las más pequeñas del mundo, pues tiene una longitud de 50 metros. Es de caracter interior, está declarada Monumento Natural y se ha producido debido al efecto de la erosión. Solamente podrás acceder caminando.

Playa de Rodas (Pontevedra)

Crédito: Juantiagués/Wikimedia Commons

En pleno corazón de las Islas Cíes en la costa pontevedresa, son consideradas el Caribe gallego. The Guardian la declaró la mejor playa del mundo en 2007 y en el sondeo del periódico 20 minutos fue considerada la mejor playa de España durante tres años. Únicamente podrás llegar a este paradisíaco enclave en barco.

Playa de las catedrales (Lugo)

Crédito: Eleder JImenez Hermoso/Flickr

La playa de las Catedrales en la localidad lucense de Ribadeo se trata de uno de los puntos más emblemáticos de la costa cantábrica. Apodada así por la similitud de sus rocas con los arbotantes de las catedrales góticas, el arenal muestra espectaculares arcos, fruto de la erosión marítima, de hasta 30 metros de altura.

Cala Macarelleta (Menorca)

Cala

Crédito: Maymonides

Cala Macarelleta parece una piscina marítima en medio del paraíso. Se trata de un secreto rincón ubicado en la isla balear de Menorca. Destacan sus aguas azuladas y su minúsculo tamaño, de apenas 20 por 40 metros. Se encuentra en el Àrea Natural d’Especial Interès de la Costa Sur de Ciutadella.

Playa de Sakoneta (Guipúzcoa)

Sakoneta

Imagen: Modes Rodríguez

La playa salvaje de Sakoneta está situada entre las localidades de Zumaia y Deba y tiene carácter nudista. Tiene un acceso complicado -se accede a pie tras veinte minutos de caminata- y en ella se puede apreciar el fenómeno geológico del flysch, sobre todo con marea baja. Destacan la belleza de su paisaje y en la cercanía, en el corazón e su casco histórico la presencia de la Iglesia de Santa María de Deba, Monumento Nacional y joya del gótico vasco.

Atlantis (Ibiza)

Crédito: Escapada Rural

Crédito: Escapada Rural

Es un lugar mágico y único en Ibiza, especialmente debido a su asociación con la cultura hippie y las numerosas esculturas humanas esculpidas en su entorno natural. El nombre auténtico del lugar es Sa Pedrera de Cala d’Hort, en referencia al antiguo uso como cantera del lugar. El paisaje onírico está repleto de peces tallados en la roca, budas, figuras hindúes y llamamientos a la paz. 

Charco Verde (Lanzarote)

Charco Verde de Lanzarote

El Lago Verde o Charco de Los Clicos es toda una singularidad para amantes de las excursiones o de la fotografía. Este fenómeno debe su origen a la afloración de agua marina en superficie, dada la singularidad topográfica del terreno. Se trata de una laguna conectada al mar por grietas subterráneas y separada del mar por una playa de arena. Su característica tonalidad verde se debe a la presencia de gran cantidad de organismos vegetales en suspensión.

De hecho, el topónimo alude a los clicos, nombre de los mariscos comestibles abundantes pero extinguidos por dos tortugas. Eso sí, debes saber que el baño está prohibido, debido a que la playa está ubicada en el entorno el Parque Natural de Los Volcanes.

Imagen de portada | Andrés Alvarado/Flickr

Por qué es malo comer las tostadas quemadas

En caso de que seas una de esas personas que tienen cierto capricho por las tostadas que se han puesto algo negras, sentimos comunicarte que según la investigación de la BBC puede ser algo peligroso.

Para ser más convincentes en los argumentos, te avisamos que comer tostadas quemadas significa ingerir acrilamida, una sustancia que es cancerígena y que se recomienda esquivar.

La acrilamida es una sustancia que la Organización Mundial de la Salud califica como cancerígena y que se crea cuando los azúcares y aminoácidos de alimentos con almidón se exponen a altas temperaturas, normalmente 120º o más. Estos alimentos pueden ser las tostadas, pero también las patatas.

¿La comida quemada provoca cáncer?

Hay que aclarar que la cantidad de esta sustancia que se ingiere mediante las tostadas es mínima. El problema está en que no es saludable y que lo recomendable es evitarla como medida de prevención. Pero tampoco es necesario generar alarma social.

En el Reino Unido realizaron una campaña de concienciación donde se planteaba que una tostada debe tener color dorado, no marrón. El dorado significa que está en su punto y que carece de cualquier sustancia que sea dañina para el cuerpo.

En todo caso, con las tostadas ocurre lo mismo que con la mayoría de alimentos, si se queman dejan de ser saludables. Así que ya sabes, si se te ha quemado la tostada, seguro que no tardas demasiado en preparar otra.